Gorrión

Este gorrión no estaba muerto …que estaba de parranda. No, la verdad es que el pobre se dio de morros contra el cristal de la cocina de mi casa y se quedó atontado.

Yo estaba dentro y salí a ver que había sido porque el ruido que hizo fue importante. Entonces lo vi en el suelo.

Me impactó que a un par de metros de donde había quedado estaba otro gorrión mirando la escena mientras yo me cercioraba de que no tuviera algo roto por el trompazo. Pensé, no se si dejándome llevar demasiado por la imaginación, que estaban en pleno cortejo, haciendo las piruetas que acostumbran en esos casos.

Por suerte no tenía nada y a los cinco minutos ya se había espabilado y salió literalmente volando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close